sábado, 5 de septiembre de 2009

Septiembre


Septiembre
melancolía
en ese declinar
de la luz
que se adivina.
Se deshoja el tiempo
en las manos,
un verano más se fue.


Llenaré mis ojos de color
para neutralizar las sombras,
guardaré el calor en la piel
para sobrevivir al frío.
Recogeré las hojas caídas
para vestir de nuevo al árbol.


LLama a la puerta septiembre
con la agenda llena,
y me invade la pereza
y me invade la nostalgia
un otoño más.

23 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Ni se te ocurra recoger las hojas deja que vistan y abriguen los campos, paseos y jardines ¿no ves que empieza a hacer frío?
Me gusta el otoño y septiembre como pre-otoño por el valor que tiene en si mismo y no por lo que le roba a un estío que no añoro.
Bonito poema.

Lacosa.setorcía dijo...

Precioso poema, si señor.
Me gusta septiembre,
supongo porque los corazones están o muy contentos, o muy triste por el fin o el comienzo de algo nuevo,como yo siempre me quedo en el medio,
me gusta obserbar como pinta la cosa :)

un saludo!

Luis Antonio dijo...

No hay hojas más cálidas que las de otoño ni alfombra más acogedora que la del suelo cubierto por las mismas hojas.

Me encanta el otoño aunque tenga aromas de nostalgia y no lloraré la ausencia del estío a pesar de que, en algún momnto, lo esperaré con ansia.

Bello poema, Cristal.

Besos con calor de verano y color de otoño

cristal dijo...

Nunca recojo las hojas porque me gustan como a ti en el suelo, tapizando bosques,parques y jardines, y aborrezco los aparatos que cada vez se utilizan más, que las aspiran produciendo un ruido insoportable.
Desde el punto de vista estético, no hay estación más bella que el otoño, pero desde el laboral, podríamos decir que el año empieza ahora. Se agradece su comentario y la visita, Dr. Krapp

cristal dijo...

A mí no es que no me guste septiembre. No se puede negar que es un mes en el que se alivian los excesos del verano, pero ver como se hacen los días más cortos, la rutina del trabajo, la vuelta del frío, me baja bastante el tono vital. Más saludos para ti.

alicia susana baigorria ligorred dijo...

septiembre...su nombre es màgico....aca ...en el hemisferio en que vivo...el dìa 21...comienza la primavera!!!!! ya hay brotes nuevos en los àrboles....aunque sus desnudas ramas,,,parecen `brazos alzados en un rezo profundo....
saludos alicia

cristal dijo...

El otoño es una estación que tiene un significado especial para mí, pues nací en octubre. En el otoño han coincidido acontecimientos bastante duros en mi vida, por lo que siempre entro en esta estación con un poco de prevención.
Antes no me gustaba nada el invierno, pero con el tiempo he aprendido a apreciar la belleza que tiene cada estación y, en ese aspecto, rivalizan la primavera y el otoño. Tengo que reconocer que me sientan mejor la primavera y el verano, cuando los días son largos y están llenos de luz.
Un cálido abrazo, Luís Antonio.

Novicia Dalila dijo...

Preciosa la poesía, Cristal. Es exactamente lo mismo que me inspira a mí esta estación...
Me encanta el otoño. Mañana creo que publicaré un post tb para recibirlo.

Un beso muy fuerte

borraeso dijo...

Puedo llegar a querer al otoño pero nunca totalmente... septiembre, aunque verano en su mayoría, sugiere otoño...

Pese a que me gusta su sonrisa, su manera de estar y andar, no le perdono que se lleve la luz, que me traiga el frío.

Siempre un estímulo tus palabras... Beso grande!!!

cristal dijo...

Siempre me parecerá sorprendente que ahora que estamos a punto de estrenar el otoño, ustedes vayan hacia la primavera. Encantada de recibirla en esta casa, Alicia Susana. Un abrazo.

cristal dijo...

Me alegra que compartamos la misma visión del otoño, Novicia Dalila. Ya pasaré a leer tu entrada. Un beso.

cristal dijo...

Septiembre supone un cambio radical en nuestra vida: cambio de estación, vuelta a la vida laboral y eso siempre es durooooooo!!!!
Besitos, BorraEso.

maracuyá dijo...

Te entiendo Cristal, tu septiembre es mi marzo...y aunque vivo el encanto de cada estación, el de mi septiembre es incomparable. Es increíble, pero septiembre se me refleja en el alma y en la piel.

Bellísimo poema que refleja el advenimiento del otoño...los ciclos necesarios de la naturaleza que te traerán nuevas primaveras.

Besitos unidos por hojas ocres y flores nuevas.

cristal dijo...

Sí Mara, sé que vos me entendés. Eso lo sé desde que me visitaste por primera vez y me siento siempre reconfortada por tus comentarios. El otoño, desde el punto de vista estético es de una belleza incomparable, pero es la antesala del invierno, el comienzo del curso...
Me imagino cómo te debes de sentiren esos días en que ya se presiente en el aire los aromas de la primavera, pero está claro que para valorar eso hay que atravesar el largo túnel del invierno. Disfruta todo lo que puedas de tu primavera, Mara. Parece que fue hace nada cuando yo escribí mi entrada sobre mayo, y entonces me decías que en Argentina estaba llegando el otoño.
Muchos besos casi otoñales.

Fermín Gámez dijo...

Cuestión de sobrevivir al frío. Sobre todo hay que guardar calor en la piel. Si es con un poema, mejor que mejor.

cristal dijo...

Si es por calor, este año podemos guardar bastantey, desde luego se hará lo que se pueda por sobrevivir un invierno más. La poesía es una gran ayuda para casi todo.

Lacosa.setorcía dijo...

No es que no quiera hacerme mayor en ese sentido
Estoy deseando hacerme independiente,
yo lo digo
en el sentido de aceptar
esa realidad de ahí afuera tal y como es
supongo que me asusta



un beso!

B. Miosi dijo...

Precioso poema y preciosa foto, me encantan los contrastes: piedras y flores, hojas secas y cielo azul, tus fotos siempre son bellas.

Quería decirte que entrar a tu blog es encontrr un remanso de paz.

Besos!
Blanc

cristal dijo...

Muy agradecida por tus palabras, Blanca. Me alegra sobre todo que encuentres algo de paz en este pequeño refugio que me he fabricado. Del poema no estoy demasiado contenta, pero la foto sí que me parece interesante, expresa bastante mi estado de ánimo actual. Me resulta duro dejar atrás el tiempo de las vacaciones, pero refleja también la esperanza de encontrar la belleza en cualquier recodo del camino. Besos también para ti.

Tumulario dijo...

Precioso poema, pero a mí me ha parecido triste. Te dejo este otro.

Septiembre,
recorrer tu camino,
junto a la alameda,
sentir de las hojas, el ruido,
buscar la primera seta.

Septiembre,
anucio del próximo otoño,
lugar para la esperanza,
de recogimiento y ciencia.

Septiembre,
bosque de color infinito,
tiempo de viento y de agua,
de crepitar, de amor,
de bosques, de hadas, de mitos.

Septiembre,
preludio de lejano invierno,
de nieves y olor a leña seca,
Anuncio de dichas ciertas.

Un abrazo y disculpa la osadía.

cristal dijo...

Sí, es posible que sea triste, o también nostálgico. Siempre me resulta difícil despedir el verano.
Me ha gustado tu poema, refleja un punto de vista difrente al mío, gracias por haberlo dejado en mi blog. Un abrazo, Tumulario.

Lola Mariné dijo...

Parece que septiembre es un mes que nos inspira. Más de un@ le hemos dedicado un post.

cristal dijo...

Parece que sí, Lola. Septiembre supone un cambio, un reto para afrontar lo que el nuevo curso nos quiera deparar.
Un beso.