domingo, 21 de febrero de 2010

A MIS 95 AÑOS...MARIA AMELIA LÓPEZ


Leo hoy en EL PAÍS SEMANAL un artículo firmado por MARUJA TORRES dedicado a MARIA AMELIA LÓPEZ, más conocida como LA ABUELA BLOGUERA. El próximo 20 de mayo se cumplirá un año de la desaparición de esta mujer, cuyo nieto le regaló por su 95 cumpleaños la creación de un blog para que pudiera descubrir y aprovechar las ventajas que para la comunicación interpersonal ofrece Internet.

Cuenta Maruja Torres en su artículo lo que supuso para una mujer de esta edad, contar con este espacio, la enorme cantidad de amigos y seguidores que llegó a tener. Habla también de cómo se puso en contacto con este blog a través de la iniciativa de otro anciano, que se autodenomina PESCADOR, que está promoviendo la creación de un premio dirigido a blogueros mayores, cuya página es: http://premiomariaamelialopezblogspot.com, para animarles a utilizar este recurso que tanto puede ayudar e ilusionar a toda clase de personas, pero en especial a las que se encuentran solas y en muchos casos aisladas.

A la vista de mi propia experiencia, imagino lo que pudo significar para esta maravillosa mujer, llena de vitalidad, ilusión y energía, el descubrimiento de los recursos que ofrece Internet, y recibir, a través de sus seguidores y amigos, el cariño y el reconocimiento que obtuvo durante los tres años que duró su experiencia, (falleció con 97 años) en los que tuvo la oportunidad de asomarse tras esa ventana que nos une y conecta a todos los que, un buen día nos decidimos a crear nuestro rincón, nuestro propio espacio de encuentro.

Me gustaría desde aquí rendirle mi propio homenaje a Maria Amelia y a su familia, especialmente a su nieto, que le posibilitó con su regalo emprender la aventura que le devolvió la ilusión y la esperanza; y animar a todas las personas, especialmente a los mayores, a unirse a esta interesante iniciativa.

Agradecer a Maruja Torres el haberle dedicado un espacio a la memoria de esta valiosa mujer, que se sintió profundamente joven y viva, a sus 95 años.

Os dejo el enlace por si queréis conocer su bitácora.
http://amis95.blogspot.com.

18 comentarios:

RMC dijo...

Muchas felicidades a la abuela bloguera, por su constancia.
feliz semana.

Novicia Dalila dijo...

Es una historia tan tierna....
Pues imagínate lo que tuvo que ser para esa mujer de casi un siglo, descubrir lo bueno de internet. Porque, por suerte para ella, creo que no tenía edad para descubrir "lo malo" (las decepciones, los amores que no lo son....)
Una mujer por delante de su tiempo que de haber nacido ahora fijo que hubiera dado mucho que hablar.

Un beso, querida Cristal, y feliz lunes.

CaminanteDeNoche dijo...

Internet supera las barreras de la apariencia y la edad...y a pesar de los problemas físicos de la edad avanzada, las ganas de aprender y la curiosidad no tienen edad y mantienen la ilusión. La juventud no es cosa sólo de cuerpo, sino de mente.

Ojala que nosotras mantengamos a cierta edad la misma ilusión por descubrir lo nuevo...y que lleguemos a esa edad con la vitalidad de la abuela bloguera.

Un abrazo

Lola Mariné dijo...

Es un bonito homenaje por tu parte y tambien por la de Maruja Torres, al que me uno.
Internet puede ser una gran ayuda y consuelo para los mayores que se encuentran solos, y como demostró la abuela bloguera, nunca es tarde para aprender cosas nuevas.
Un abrazo.

ANTIQVA dijo...

Amiga, yo tambien lei este articulo del dominical...

Sin duda INTERNET puede aportar "calidad de vida" a las gentes... Sin duda... Existen cosas bellisimas.

Aunque, como el mundo real, a veces vienen tambien tiempos en que uno diria que todo parece desmoronarse...

Un abrazo, amiga

cristal dijo...

Bienvenido RMC.
La verdad es que hace falta tener mucha fuerza y energía para llevar un blog con 95 años.
Desde luego es de admirar.
Felices días también para ti.

cristal dijo...

Tú lo has dicho, Novi.
Lo que predomina en esta historia es ternura y humanidad.

Pienso que fue el mejor regalo que le pudo hacer su nieto, pues ella no se cansaba de animar desde su bitácora a las personas mayores para que aprovechasen sus ventajas.

Y como tú también dices, hace falta ir muy por delante de su tiempo para embarcarse en esta aventura.

Un abrazo muy fuerte para ti, Novi.

cristal dijo...

Ojalá, Caminante.

Hace falta tener una mentalidad muy joven y ser muy despierta, para ilusionarse así con este proyecto, pero está claro que en la vida si no tienes ilusiones, proyectos y ganas de aprender cosas nuevas, no puedes disfrutar de la misma manera.

Lo que nos mantiene vivos y jóvenes es la curiosidad y el afán de aprender.

Esperemos que la vida nos siga sorprendiendo con avances que mejoren la calidad de vida de las personas y el bienestar de la humanidad.

Un abrazo fuerte para ti.

Angie dijo...

Cristal, me ha gustado esta entrada porque hay unas cuantas Amelias por el mundo. Se caracterizan por su curiosidad, vitalidad y determinación. En mi caso ha sido una Emilia a quien he tenido muy cerquita, una tía que me ha cuidado siempre,hasta que decidió irse lejos, a una residencia, porque era mayor. Siempre dijo que había sido una mujer muy independiente y que no quería dar el "follón" a nadie. Viendo más allá, compró una casa al lado de la residencia para que el que quiera vaya a verla y para hacerse, cuando quiera, sus huevos fritos con puntilla. -¿Verdad, nena, a que hago bien? Yo le decía que no pero su decisión estaba clara.
Ahora me escribe mensajes por correo electrónico y me envía archivos preciosos, que no siempre llegan porque hace algo mal.
Un beso, Cristal.

maracuyá dijo...

Admiro a esas personas que como María Amelia están abiertas a las cosas nuevas y no piensan que todo lo que trae el progreso tecnológico es perjudicial...también a los jóvenes que los acompañan para ayudarles a conocer nuevos caminos.
Conozco a muchas personas de mi edad que se niegan y se quedan en eso de que todo tiempo pasado fue mejor y opinan sin conocimiento y amuchos jóvenes con la soberbia de decir: Qué le va a interesar esto, a su edad!!! Hay mucho joven envejecido, sin ilusiones, sin proyectos, muriendo un poco cada día...María Amelia, como otras personas de tantos años, se mantienen jóvenes y vivas...que la vida es para disfrutarla hasta el último suspiro, no para abandonarla antes.

Muy acetado homenaje, Cristal, a esta señora y sobre todo a la actitud.

Beso, querida amiga

cristal dijo...

Me alegra que te unas a este pequeño homenaje, Lola.
Pienso que ya va siendo hora de que las personas mayores dejen de ser invisibles, y la sociedad se dé cuenta de que tienen mucho que aportar y que también pueden aprender y utilizar en su beneficio las nuevas tecnologías.

Un abrazo fuerte, Lola.

cristal dijo...

Internet es una herramienta muy valiosa que puede abrir muchas puertas al conocimiento y a la comunicación, y como tal debe estar al alcance de todo tipo de personas, sin ningúntipo de discriminación.

Un abrazo, Antiqva.

cristal dijo...

Esas personas como tu tía Emilia son de admirar, Angie.

Se trata de personas generosas hasta la muerte, pues ¿hay mayor generosidad que vivir tu vida y no dar problemas a los que te rodean?
Intentan vivir y dejar vivir y en ese camino están abiertas a todo tipo de aprendizajes y de retos.

Mi madre también era de esa clase de personas y mientras vivió fue un regalo para todos.

Un abrazo grande, Angie.

cristal dijo...

Es que son verdaderamente de admirar, y como tú bien dices, también las personas que están a su lado y las animan y no las hacen sentirse como si ya no contasen para nada, ni tuvieran nada importante que aportar.

Por supuesto que hay mucho joven, que lo es sólo por su edad, pero no por su modo de estar en el mundo, sin ilusiones, ni proyectos. Esa famosa generación "Ni ni" que vive repartiendo su tiempo entre el sofá y la cama, con el mando a distancia colgado del cuello, me parece que están desperdiciando su vida y su juventud.

Pienso que "Los tiempos" de una persona son desde que nace hasta que muere, y en ese camino debe estar en permanente evolución y abierta a conocer y experimentar todos los avances que se produzcan en todos los órdenes, sobre todo cuando van a suponer mejoras en su calidad de vida, en su integración en el mundo y en su relación con los demás.

Me alegra que te haya gustado mi entrada, Mara, querida amiga.

Muchos besos.

Luis Antonio dijo...

Merecido homenaje al que me adhiero incondicionalmente. Cuando tuve conocimiento de esta noticia, también quedé gratamente conmovido.

Con mis deseos de que todos lleguéis a esa edad ejerciendo de blogueros entusiastas os envío a todos un cordial abrazo

cristal dijo...

Gracias por unirte a este homenaje que podemos rendirle los que nos movemos por este mundillo.

Yo también deseo que lleguemos todos a esa edad bien de salud física y mental, y sobre todo con ilusiones y con ganas de aprovechar todo lo bueno que la vida nos pueda ofrecer.

Un abrazo fuerte, Luís Antonio.

borraeso dijo...

Internet puede convertirse en un pasatiempo, en un cometiempos y en muchos otros casos en un cómodo rinconcito abierto a un montón de posibilidades, siempre enriquecedoras...

Se aprende mucho por aquí. Y eso es un regalo. Así lo vio Amelia y así lo vemos muchos de nosotros.

Más que interesante la entrada del nieto el 23 de febrero.

Dejo un montón de besos!!!

cristal dijo...

Desde luego que Internet se puede convertir en un cometiempo, Borraeso. Hay que ver la de horas que le dedicamos los que andamos, de algún modo "enganchados" a estos menesteres.

En casa en muchas ocasiones se quejan de que me paso demasiado tiempo delante de la pantalla. De modo que sí, una vez que te embarcas, le tienes que dedicar tiempo.

Muchos besos, amiga.