lunes, 22 de noviembre de 2010

SIN TÍTULO


Nos salvará
el amor
del miedo,
del dolor
en las esquinas
maltrechas
de la noche.

Será como alimento
sed de mis labios,
bálsamo para las heridas
del tiempo.

Extenderá sus brazos
más allá de la muerte,
mientras se asienta en mi pecho
como un niño
y me confunde.

24 comentarios:

ANTIQVA PHOTOBLOG dijo...

El Amor, amiga, nos salva de todo... Es indudable... En él está el amparo ante las amenazas.

El poema es tan bello como profundo.

Recibe un abrazo

izara dijo...

La historia del cristal,
sembró los trazos,
de las palabras de luz,
las que son salto,
hacia un poco mas alla,
de donde estamos,
alla donde el amor,
nos hace hermanos.

Un abrazo.

Dr.Krapp dijo...

Bonito e idealista.

Novicia Dalila dijo...

El amor nos salva de muchas cosas, pero a mí lo que más me gusta es su poder de infundir fuerzas cuando crees que ya no te quedaban más.

Es un poema precioso, Cristal. Muy muy bonito.

Un beso fuerte

Luis Antonio dijo...

El amor, como el niño en nuestro pecho, nos confunde, perturba y emociona. Cualquier sombra se desvanece con su mera evocación y espera...

Bellísimo poema, Cristal. Te felicito porque alienta la esperanza y no estamos sobrados de ella.

Muchos besos

cristal00k dijo...

Y que no nos arrase, amiga...
precioso, Tocaya.

Angie dijo...

El amor mueve el mundo.Es una de las cosas que no nos pueden arrebatar y tan fácil de compartir...Cuanto más quieres más tienes.

cristal dijo...

La vida se ve y se vive de distinta manera si el amor nos acompaña, amigo Antiqva.

Me alegra haber podido conectar con tu modo de entender la belleza.

Un fuerte abrazo.

cristal dijo...

Me emociona, Izara, que todavía te acuerdes de la historia del cristal. Fue la primera herida, la que nos suele dejar mayor huella.

Y, sí, amigo, el amor nos hermana a todos los que nos hayamos poseídos por su fuerza.

Un abrazo también para ti.

cristal dijo...

Me alegra que te haya gustado, Krapp.

cristal dijo...

Sí,Novi,el amor nos ayuda, nos impulsa a afrontar los momentos duros, los sinsabores que nos encontramos a lo largo de nuestr experiencia vital.

Me alegra que te haya gustado.

Un beso.

cristal dijo...

No conviene nunca dar de lado a la esperanza. Al menos nos permite seguir confiando en el futuro, en la posibilidad de que desaparezcan los nubarrones que nos permitan ver de nuevo el azul del cielo.

Mil gracias por tus palabras siempre amables y cariñosas.

Un cálido abrazo, Luís.

cristal dijo...

Tocaya, ya te echaba de menos...

Tienes razón, que nos envuelva, que nos arrase.

Un beso.

cristal dijo...

Y además es gratis, Angie. Como las cosas más hermosas de este mundo.

Un abrazo, amiga.

Miguel dijo...

Si hay amor hay vida. La vida se salva de la infelicidad por el amor.

Un beso.

cristal dijo...

Además que sí, Miguel.

Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Supongo que te refieres al amor, que nos salva y cura todas las heridas, aunque tambien las produce.
bEsos.

cristal dijo...

Claro que me refiero al amor, Lola. Es cierto, su presencia cura las heridas y, su ausencia, las hace más profundas.

Más besos.

jordim dijo...

buen poema.

cristal dijo...

Eh, gracias Jordim.

Lola Mariné dijo...

Que bonito, Cristal, me ha encantado este poema de amor calido y lleno de optimismo y alegria.
Buen puente.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Cristal!
El amor tiene esa fuerza, inmensa.
Bonitas letras.

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen Lunes festivo.

cristal dijo...

Gracias, Lola por la doble visita. Me gusta que te guste, que te haya transmitido una sensación de calidez en estos días tan fríos.

Buen puente para ti también.

Un fuerte abrazo.

cristal dijo...

Bienvenido a esta casa J. M. Ojeda.
Me alegra saber que algo de lo que he escrito ha conectado con tu sensibilidad.

Saludos y feliz fin de semana laaaargo....