domingo, 8 de febrero de 2009

EL PASO DEL TIEMPO



Hace unos día estuve viendo "El curioso caso de Benjamín Button". Me pareció una película de una estructura densa, de la que se pueden hacer múltiples lecturas. Quizá porque trata del paso del tiempo (una de mis grandes obsesiones, no la única) la película me interesó desde el primer momento. No voy aquí a destripar el argumento de la película, pero si me voy a detener en una de las escenas que más me impactó: Una mujer en su lecho de muerte le cuenta a su hija la historia de su padre y dentro de ese relato le refiere el caso de un relojero ciego a quien le encargan el diseño del reloj de la estación de Nueva Orleans. Este relojero ciego ha perdido a su hijo recientemente en las trincheras de la Segunda Guerra Mundial. El día de la inauguración y puesta en funcionamiento del espectacular reloj, todos los presentes descubren atónitos que, el reloj funciona hacia atrás en el tiempo, y en un discurso estremecedor, el relojero, justifica ante el público que abarrota la estación, el sentido del curioso funcionamiento del reloj. La razón por la que el reloj desafía las leyes del tiempo, es su deseo de que todos los que marcharon a morir en el frente, incluído su hijo recién fallecido, regresen a casa. Mientras el relojero ciego va desgranando sus razones, desfilan ante los ojos del espectador las imágenes invertidas de los caídos en las batallas que, marcha a trás, resucitan y deshacen el camino que les devolverá de nuevo a sus casas y a sus familias. Esas escenas consiguieron emocionarme como hacía tiempo no lo había conseguido ninguna película por su belleza, por la fuerza de su mensaje que nos enfrenta a la muerte inútil de tantos seres en las guerras. La película, bajo mi punto de vista, es toda una reflexión sobre lo que el paso del tiempo va produciendo sobre los seres humanos, y cómo asistimos de manera pasiva e impotente a sus devastadoras consecuencias, da igual si fluye en el sentido natural, o en sentido inverso, al final a todos nos espera lo mismo: la soledad ante el nacimiento y la muerte, el aislamiento en la primera y en la última etapa de la vida, en última estancia, los extremos se tocan. Independientemente de que no me gusta demasiado el actor protagonista, (lo encontré demasiado plano, demasiado pasivo ante todo lo que le va pasando) y que la película en algunos momentos, se hace algo pesada, el planteamiento y la reflexión que se hace del paso deltiempo, me pareció absolutamente genial.

30 comentarios:

Caronte dijo...

Sin duda, es un peliculón. No me extraña nada que haya recibido 13 nominaciones.

Un abrazo, amiga :-)

Andrea dijo...

Pues con tu relato me han entrado ganas de verla. Dices que el paso del tiempo es una de tus obsesiones. Me permito recomendarte el libro 'Breve historia del tiempo' de Stephen Hawking, reconozco que no lo he leído pero un amigo con una obsesión similar, y entendido en el tema, quedó realmente satisfecho con su contenido, si no lo has leído ya claro. Un Abrazo Cristal.

cristal dijo...

Sí, Caronte es una película original, vale la pena verla.

cristal dijo...

Procuraré hacerme con él, Andrea, gracias por la recomendación. Otro abrazo

Moony-A media luz dijo...

Qué difícil es hablar del paso del tiempo... tanto, que para entenderlo, casi nos lo hemos inventado. Confinándolo a normas absurdas. Me fascina el tiempo... su concepto, su naturaleza...

La peli la he visto anunciada y ya me apetecía. Después de leerte, la veo seguro. Gracias.

Un beso grande.

cristal dijo...

Espero que no te defraude, Moony. Es una película para disfrutar estando descansados y con la mente abierta para dejarse llevar por el paso del tiempo. un beso.

izara dijo...

Hola Cristal. No he visto la pelicula, pero el tema me fascina. Lei el libro de Stephen Hawking pero me resulto un poco lioso para mi.Hace unos dias comentabamos este tema con mi hijo mayor y me sorprendio que el tuviera la misma idea que yo:"si el universo dejara de expandirse y empezara a contraerse ¿retrocederia el tiempo?...En fin muchas preguntas.
Un saludo.

Luis Antonio dijo...

Yo la vi ayer y me gustó. También la recomiendo. Sin embargo, prefiero el paso del tiempo convencional y no al revés porque ver a los seres queridos envejecer mientras a uno le pasa todo lo contrario debe ser descorazonador...

Buena entrada, Cristal

Besos

Maritoñi dijo...

A mi también me pareció muy buena

BRILLI-BRILLI dijo...

Escena conmemovedora para los que hemos visto la película,nacemos solos y morimos solos...excelente post.
Besos

cristal dijo...

Es sano y positivo plantearse preguntas, Izara , pues en lo relacionado con el universo, somos todavía analfabetos, yo por lo menos. Todo lo relacionado con el cosmos me atrae y me plantea múltiples interrogantes. Saludos cordiales.

cristal dijo...

Estoy de acuerdo contigo, por ejemplo ver envejecer a tus hijos, el desencuentro debe ser total. Sí, creo que es mejor como está. Un abrazo Luís Antonio.

cristal dijo...

Bienvenida a mi blog, Mari Toñi, gracias por tu comentario.

cristal dijo...

La muerte es otra de mis obsesiones, Brilli, desde pequeña me he preguntado en qué consistirá ese trance y me he hecho muchas preguntas de las que no siempre he hallado respuesta. Y lo de nacer y morir es una de las cosas que no se puede compartir. Un beso fuerte.

Soportándome dijo...

No la he visto, pero me han hablado maravillas, aunque un poco lenta a veces.

cristal00k dijo...

La vi ayer y me encantó. A mi también me fascina el tiempo. Un concepto que sólo podemos conocer en cuanto que lo podemos medir.
El libro de Hawking, está muy bien, pero se necesita un "previo"para disfrutarlo. Si realmente estás interesada en el tema, te recomiendo que antes de leerlo consultes en la red, por el Tiempo Newtoniano y el Einsteniano. La relatividad cambió el mundo físico y la Filosofía de forma increible. En Internet, hay artículos excelentes al respecto.
La ´Física Teórica y la Mecánica Cuántica son una iniciación a un cambio de paradigma por venir, pero que ya está ahí mismo. Como un mundo de 11 dimensiones según la Teoría de cuerdas etc...
Discúlpame Tocaya, pero es que el tema me fascina...
Pero si empiezas con este tema, no pararás... te lo digo por experiencia...
Besotes
Besos.

Andrea dijo...

Te he dejado una cosilla en mi blog, cuando quieras puedes pasar a recogerla, un abrazo.

Elisa dijo...

El paso del tiempo...uhmm...hay ciertas cosas que se contagian de una generación a otra, supongo. Para mi no hay nada mejor que intentar "PARARLO" con una buena fotografía....
Te ha quedado una crónica de la película FABULOSA!
un besito fuerte (por cierto, tb me encanta los relojes ;)

cristal dijo...

Bienvenido a mi blog, Soportándome, gracias por tu comentario.

cristal dijo...

Muchas gracias por la información que me suministras en tu comentario, tocaya, muy agradecida por tu interés. Me alegra que disfrutases la película tanto como yo. Un abrazo fuerte.

cristal dijo...

No sabes la ilusión que me ha hecho tu mención y el que hayas querido compartir conmigo tu premio, pero sobre todo me llena de alegría el que mis textos te transmitan paz y serenidad. Gracias, Andrea. Un abrazo fuerte, fuerte.

cristal dijo...

No me extraña que desees parar el tiempo, Elisa, y es cierto que una fotografía lo consigue, aunque el tiempo fluye como un río imparable. Pero en esto quizá resida la belleza de la existencia, en que no nos pertenece, en que no la controlamos. El tiempo pasa por encima de todos nosotros, y nos lleva a todos con él. Besitos mil.

Fermín Gámez dijo...

Impresionante historia, de las que me gustan (eso de regresar en el tiempo)

La canción Time, una de mis obsesiones musicales.

cristal dijo...

Sí, Fermín, yo creo que a todos alguna vez nos ha atraído la idea de viajar a épocas pasadas, o adelantarnos al futuro para conocer qué nos depara.
Por el tema de Pink Floyd tampoco parece pasar el tiempo, a mí me sigue gustando como la primera vez que lo escuché.

Luis Antonio dijo...

Muy bueno el comentario de tu tocaya Cristl00K. !Cuánto sabe¡ Seguro que es de Ciencias. Besos, otra vez, pero ahora para ambas

Fernando Manero dijo...

Es una gran palicula, con una historia que sorprende, aunque real. Es una dura reflexión sobre el tiempo y sobre la vida, que a veces se nos escapa y nos cuesta entender. Cuando lo conseguimos, nos damos cuenta de la infinidad de matices que puede presentar la vida humana. El tiempo lo es todo, porque nosotros somos tiempo en el espacio. Un saludo

cristal dijo...

Bienvenido a este rincón, Fernando Manero, gracias por tu comentario. Saludos también para ti.

Miguel Angel dijo...

muy bueno, pero al principio cuando la historia del relojero... no es la Segunda Guerra Mundial, es la Primera. Pero a parte de eso buen post

cristal dijo...

Gracias, Miguel Ängel por tu comentario y la corrección, en efecto se trataba de la Primera Guerra mundial, no sé por qué se me cruzó la Segunda. Bienvenido a mi blog.

alicia susana baigorria ligorred dijo...

solos en el momento de nacer...en el momento de morir....en los momentos màs significativos ...estamos solos...seamos hombres o mujeres, niños o grandes...

Pero al morir...no estamos completamente solos...quedamos en la memoria de Dios...el caul puede resucitarnos en el horario de sus planes.No en el nuestro....siempre hay una esperanza....aùn para la muerte.