sábado, 31 de enero de 2009

ACARICIA EL AIRE


Vísteme la piel
con tu memoria,
acaricia el aire
con tu silencio,
pero no me llenes
con tu vacío.
Guárdame
en los rincones
de tu casa,
bórrame
de la pizarra
de los días,
pero no me llenes
con tu silencio.
Recuérdame
en el aire,
llévame en tu piel
vísteme
con tu silencio,
pero no me vacíes
de tu memoria.

22 comentarios:

Caronte dijo...

Tiene un ritmo que me gusta. El juego de palabras es bastante rico y la musicalidad de las estrofas me fascina. No sé cómo no tiene aún comentarios, es impresionante...

Un abrazo :-)

Moony dijo...

Sí, tiene razón Caronte. Es un poema precioso. Mucho más que eso.

Con magia.

Un beso grande.

Groucho dijo...

TAMBIEN A MI ME HA GUSTADO Y LA FOTO DA SENSACION DE LIBERTAD.
BESOS...

Luis Antonio dijo...

!Que agradable sorpresa, Cristal¡ Hermoso, conciso y sugerente poema. De los que me gustan... y mucho. La brevedad llena de contenido es una gran virtud. Y tú la tienes. Entrando ya en la interpretación del contenido y partiendo de la convicción de que eres tú y no otra, estoy convencido de que nadie que haya tenido el placer de conocerte te olvidará.

Besos

Margot dijo...

Un sencillo juego de palabras, una interpelación... Y, es que el silencio, no siempre es bueno, la indiferencia es un arma que hiere.

Sentimientos...

Un fuerte abrazo.

Andrea dijo...

Es precioso Cristal, un beso

cristal dijo...

Este poema, Caronte amigo, lo escribí anoche sobre la una de la madrugada, así que está como el pan, recién hecho. Fue un parto dulce, sin apenas esfuerzo y mucha satisfacción. Un abrazo.

Otro abrazo para ti, Moony y gracias por tu visita.

cristal dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado, Groucho. Sí, la imagen da sensación de libertad y ligereza, me pareció muy sugerente, por eso la escogí. Besos también para ti.


Me ha gustado mucho tu comentario, Luís. Yo creo que escribimos fundamentalmente por dos cosas: para ser queridos y para no ser olvidados.Un beso fuerte.

cristal dijo...

El silencio puede doler, y mucho, Margot. Y el olvido. Otro grande también para ti.


Gracias Andrea. Un beso.

izara dijo...

Como los libros preferidos tienen su rincon acogedor, las hermosas palabras de los amigos siempre tienen un sitio de cariño.
Sencilo y hermoso poema.
Un abrazo.

artemisa dijo...

el silencio
todo cubre de polvo
perdidos en la niebla

Elisa dijo...

FABULOSO!!!
Olé, ole y ole...

Existen partos fabulosos? ;)

besitos desde la contienda

cristal dijo...

Gracias Izara, me alegra que pases por este rincón. Serás siempre bienvenido

Artemisa, muy agradecida. Bienvenida a mi blog.

Elisa hay partos que valen mucho la pena y tú lo sabes bien. Besitos.

DR. FREUD dijo...

Me ha encantado el texto y la foto acompaña perfectamente.

BRILLI-BRILLI dijo...

Corto poema pero muy intenso,y precioso.El temor al olvido..yo nunca te olvido!
Besos

cristal dijo...

Me ha alegrado mucho tu comentario Brilli- Brilli, ya empezaba a echarte de menos. Besos para ti.

Fermín Gámez dijo...

Cuando la memoria se apodera de la sensualidad y viceversa, se originan poemas tan bellos como éste.

cristal dijo...

El poema surge alimentándose de todo lo que guarda la memoria, está hecho de retales que se combinan de modo inconsciente para expresar algo que se encontraba en estado latente, que al fin se asoma al exterior. Así es como yo lo veo. Me alegra que te haya gustado, Fermín. Un abrazo

Rosa María dijo...

Está mostro¡¡¡ Es perfecto para mi, en estos momentos...

DR. FREUD dijo...

Este es mi nuevo disfraz de carnaval, para mañana en la radio "lus de gas".

cristal00k dijo...

Tiene la frescura de lo espontáneo y la dulzura del sentimiento.
Que te ha quedado "niquelao" Tocaya.

Besos.

cristal dijo...

Gracias por la visita. Bienvenida a mi blog, Rosa María.



Pasaré a visitarle, Dr. Freud, lleva usted un disfraz muy apropiado.


Un beso fuerte y gracias por tu comentario, tocaya, ya te empezaba a echar de menos.