jueves, 30 de diciembre de 2010

VIAJE


Cuando quedan pocas horas para quemar el último cartucho del año que se va, siempre se siente uno invadido por ráfagas de nostalgia. Al fin y al cabo, con todo lo positivo y negativo que haya podido tener, se nos escapa un año más que irá a engrosar la colección de calendarios en el desván de la memoria.

El 2010 para mí, a pesar del panorama general de pesimismo, crisis y malos pronósticos, ha sido un año bueno. Ha sido bueno, sobre todo porque no me ha pasado nada malo y eso ya es algo a tener en cuenta. Además me he encontrado especialmente bien conmigo misma, con mis seres queridos y en mi trabajo. Por eso no puedo negar que ha sido un año para incluír en la lista de los mejores, de los que vale la pena recordar.

Durante algunos días no me acercaré a visitaros. Tengo previsto realizar un viaje de aquellos con los que uno ha soñado desde hace tiempo, desde que en las páginas del libro de Historia viera por primera vez la silueta de una pirámide destacando sobre el desierto bajo un cielo increíblemente azul.

Antes de realizar un viaje, sobre todo si es un viaje largamente soñado y deseado, me veo envuelta en un mar de sensaciones contradictorias: ilusión y miedo se cocinan a partes iguales. En esta ocasión apuesto por la tranquilidad y la moderación, intentando reprimir accesos intempestivos de euforia, o de pesimismo. Procuraré no subirme a la parra y esperar a que sean los acontecimientos, las vivencias y las emociones las que vayan escribiendo la crónica del viaje que está por llegar.

De modo que haré lo posible por estar lo más serena y lúcida para sobrellevar el tiempo que me queda antes de subir al avión, porque os confieso que no me gusta nada volar, pero el deseo de visitar y conocer el país del Nilo puede con todos los miedos, resquemores y desconfianzas posibles. Así que prometo esforzarme por encontrarme en las mejores condiciones de emprender esta nueva aventura con la menor ansiedad por mi parte.

A la vuelta ya os contaré si lo imaginado y lo encontrado estaban en la misma zona de la realidad. Mientras tanto, quedan con vosotros mis mejores deseos para estos, y todos los días del año que está por venir y que los Reyes Magos vengan cargados de amor, ilusión, paz y alegría a partes iguales.


Os dejo un abrazo fuerte, fuerte y mi cariño.

13 comentarios:

Angie dijo...

Este año ha sido muy intenso para mi, he hecho muchas cosas pero no me gusta hacer balances. Disfruta de tu viaje; viajar es siempre gratificante y renovador, lugares nuevos, culturas nuevas, cualquier cosa es novedosa, la antítesis de lo cotidiano. Ya nos contarás a la vuelta.
Muchos besos.

cristal dijo...

Muchas gracias por tus buenos deseos, Angie. Me alegra que el año haya sido intenso para ti.

Espero poder contaros muchas cosas interesantes y positivas a la vuelta.

Un abrazo.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Cristal!
El año, que nos dejo, fue eso... raro, dejándose ver, lo malo, con quien lo padeció... De todas formas aun lo podemos contar.
Le deseo, que ese viaje sea mejor de lo que se espera.
¡Ya nos contara!

Saludos de J.M. Ojeda.

cristal dijo...

Muy agradecida por sus amables palabras, JM Ojeda.

Yo también espero que sea todavía mejor. No me gustaría sentirme defraudada.

Saludos y Feliz Año.

ANTIQVA dijo...

... EGIPTO... Casi nada...

Espero, amiga, que el viaje te resulte bellisimo y que te sientas tranformada por lo que habras de ver.

Un abrazo fuerte, y mis mejores deseos

Lola Mariné dijo...

Espero que disfrutes mucho de este viaje (seguro que sí, Egipto no decepciona) y que sea el inicio de muchas cosas buenas mas en el 2011 que empieza.
Besos

desastre manifiesto dijo...

Disfruta como te mereces ese viaje, Cristal.

Mis mejores deseos para ti.

Antonio H. Martín dijo...

Que tengas un buen viaje, Cristal.
Y un feliz año nuevo.
En Egipto encontrarás de todo, pero tú fíjate en la magia que se desprende de las pirámides.

Un abrazo, y hasta la vuelta.

Novicia Dalila dijo...

Llego tardísimo Cristal. NO había visto tu actualización. Lo siento, porque me hubiera gustado mucho despedirme de ti.Seguro que estás disfrutando como una loca, haciendo fotos e impregnándote de tantas cosas preciosas que estarás viendo realmente después de soñarlas durante tanto tiempo. Espero que todo supere con creces las expectativas :D
El año viejo es eso, pasado. Nos toca afrontar el presente y hacer lo posible para que supere al anterior. Depende mucho de nosotros mismos, aunque es cierto que un porcentaje demasiado alto depende de los demás, y eso es algo que de momento no podemos controlar... Cruzaremos los dedos y daremos lo mejor de nosotros.

Un beso muy fuerte. Te espero

Ricardo Miñana dijo...

Siempre es un placer pasar a leerte.
Pasaba a saludarte y desearte
tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

ANTIQVA dijo...

Amiga, estás ya por aquí?... Pues, cuenta, cuenta...

Un abrazo fuerte

cristal00k dijo...

A la espera quedo de tu relato de tan especial viaje. Acercarse a las piramides, es como hacerlo al mismo enigma del planeta.
Te esperamos.

cristal dijo...

Gracias a todos los que se acercaron por aquí y me transmitieron sus buenos deseos.