domingo, 21 de diciembre de 2008

Ganar y perder


Esta mañana me he despertado y, como me ocurre a menudo en esos momentos de especial lucidez, me ha dado por pensar en que a los seres humanos no nos suelen enseñar en nuestra infancia a saber ganar y a saber perder, algo que a lo largo de la vida es absolutamente fundamental, pues nos la pasamos, a veces ganando y otras veces perdiendo. Y no me refiero a perder trenes, como decía Luís Antonio, qué también duele, sino a las grandes pérdidas a las que más tarde o más temprano todos nos tenemos que enfrentar. Empezando por la pérdida de la inocencia, de la juventud, de los seres queridos que, cuando nos abandonan, es como si nos amputaran una parte de nosotros mismos. También podemos hablar en estos tiempos de crisis de la pérdida del trabajo, del amor cuando se acaba, de la ilusión, de la salud...El caso es que cuando ganamos también sentimos cierto miedo, como si al ganar algo también nos arriesgamos a poder perderlo. En definitiva y, por no enrollarme demasiado, que el miedo a la pérdida muchas veces nos hace encerrarnos en nosotros mismos, a desconfiar de los demás y de la vida misma. Espero y deseo que el nuevo año sea un año de ganancias y no de pérdidas. Salud, felicidad y besos para todos en esta Navidad.

11 comentarios:

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Yo, a veces, tengo la duda de si no nos lo enseñan o más bien no estamos todavía en condiciones de aprenderlo. Lo cierto es que muchas cuestiones no se pueden asimilar a priori, es necesario sufrirlas y disfrutarlas en carne propia. Y en cuanto a lo de encerrarse en uno mismo hay que evitarlo como sea. Una manera, entre otras, es utilizar estas bitácoras para ello. ¿Por qué no? A veces no encontramos al interlocutor idóneo y en directo. Esto puede ser un sucedáneo, pero puede servir...
De todas formas estas fechas, y según las circunstanacias personales de cada uno, propician sentimientos y ánimos variopintos. Por no decir otra cosa.
Recibe, estimada Cristal, un cordial y afectuoso saludo de este amigo virtual que tambièn te tiene presente. De verdad

cristal00k dijo...

Y creo que la vida son ráfagas, ciclos de vivencias. Cuando una pasa o se termina, a veces, la sensación es de pérdida y por eso nos cuesta asumirlo. Pero lo nuevo que llega inexorablemente también aportará y enriquecerá nuestra vida y nuestro patrimonio emocional. Deberíamos aceptarlo más fácilmente, pero cuesta Cristal. Sobretodo cuando es otro, o algo inesperado lo que decide el final de un ciclo.
Besos.

Elisa dijo...

A una vocecita cálida y unos adornos brillantes y nuevos, la estela de la felicidad en familia. Hay que vivir, por encima de todo respirando amor, y con eso las pérdidas -inevitables- serán más calidas. Yo también, desde aqui, te deseo una feliz navidad, lejos de fantasmas, fuerte y segura!, más mujer..., si es que se puede...
besitos

Groucho dijo...

SALUD Y FELICIDAD TAMBIEN PARA TI.
SALUDOS...

cristal dijo...

No te quepa la menor duda apreciado Luís Antonio, que desde que deambulo por estos espacios virtuales empiezo a ver las cosas desde aspectos nuevos y , como bien dices este modo de comunicarnos, aunque sea un sucedáneo, nos viene muy bien para ir sacando fuera muchas ídeas, emociones, y sentimientos de todas clases que de otra manera nos costaría más expresar. Gracias por tu afectuoso comentario.Un abrazo de Cristal.

cristal dijo...

Efectivamente has dado en el clavo Cristalook, cuesta más aceptar las pérdidas cuando son otros, o la vida misma la que pone punto final a un ciclo, a la vida de una persona o de una relación. Entonces nos revelamos ante ese hecho que se escapa de nuestras manos, que no "controlamos", que no habíamos previsto y ahí surge el descoloque, la pérdida de rumbo. Hasta que de nuevo, como tú muy bien señalas, nos recolocamos y encontramos nuestro lugar en el mundo. Un abrazo.

cristal dijo...

Sí, Elisa a veces las pequeñas cosas, las rutinas deseadas son la mejor medicina para casi todos los males. Colocar unos adornos en compañía como muy bien dices, tomar un café con un amigo siempre ayuda. Te deseo lo mejor a ti y a todos en esta Navidad. Besitos.

cristal dijo...

Gracias por tu visita Groucho y salud y felicidad también para ti

BRILLI-BRILLI dijo...

Muchas gracias por tu comentario en mi blog.
Ojeando tu reciente blog puedo decirte que va a tener mucho exito.
Te agrego a mi lista de blogs.
Besos

cristal dijo...

Muchas gracias por tu comentario Brilli-Brilli y por tus buenos deseos de éxito para mí. Serás bienvenido cada vez que acudas a vistarme. Besos de Cristal

Fermín Gámez dijo...

Estoy de acuerdo en que muchas veces nos atenaza el miedo de ganar.

Que en sí es una forma de perder lo que se gana.