miércoles, 21 de enero de 2009

ADIÓS


Y, diluirme
en un dolor
sin respuesta.
Como una daga
tu adiós corta el aire,
la distancia es inmensa.
Voy deshojando adioses
que sólo el silencio acuna.
Trato de olvidar
sin dilaciones, ni llantos,
pero el dolor duele
y está ahí,
a mi lado.

22 comentarios:

Andrea dijo...

Hola Cristal, leer esto, justo hoy (día especial para mi) me sensibiliza de una forma especial, es triste y hermoso. Un beso.

Tu blogamigo de verdad dijo...

El desamor duele y mucho...

Pero todo pasa...

Caronte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Caronte dijo...

Las despedidas tienen siempre un lado bueno y uno malo. El bueno es que te permite estar altamente inspirado y puedes escribir los sentimientos a la perfección. Lo malo es que todo eso que escribes sabe a decepción, derrota, a quedarte con la miel en los labios... Como dice "Tu blogamigo de verdad", el desamor duele y mucho, pero no hay mal que 100 años dure.

cristal00k dijo...

Y tal como vino se irá preciosa. Decía mi madre, que no hay mal que cien años dure... ni cuerpo que lo resista! jajaja.
Un beso muy grande.
P.D. Hoy el texto, te ha quedado "niquelao"

Elisa dijo...

Si algunos irradiamos naturalidad y espontaneidad..., cristal, otros lo que haceís es tumbarnos de golpe con la belleza, la serenidad y las palabras colocadas -una a una- a la perfección.

Muchos besos, me alegra leerte...

Luis Antonio dijo...

Me gustaría que quien se expresa en estos términos es tu "yo poético" y no tú...Si te sirve de algo, ahí va un abrazo lleno de cobijo

cristal dijo...

Algunos sentimientos tienen, como tú bien dices, un lado triste y un lado hermoso, porque el dolor, aunque duela, nos hace sentir vivos. Nos rebelamos contra el dolor, pero la vida está fabricada de placer y dolor y tampoco se entienden uno sin el otro. Un beso también para ti.

cristal dijo...

Ya lo sé blogamigo, a veces pasa y a veces se queda. Hay que aprender a vivir con él, el tiempo que dure. Gracias por la visita

cristal dijo...

No cabe duda que a la hora de crear, da más juego el dolor que el placer, y si no, no hay más que darse un paseo por la literatura, la música y el cine. Los museos también están llenos de dolor humano, ese que más tarde o más temprano todos conocemos. Un beso Caronte.

cristal dijo...

Claro que el dolor se va, y mientras no venga otro la vida se saborea mucho más. Se aprende a disfrutar de todo. Se valora mucho más a los seres queridos, los amigos y a las personas que te rodean, incluso si son virtuales, si son tan atentas y amables como lo eres tú, Cristalook. Un abrazo fuerte.

cristal dijo...

Y a mi me alegra que te alegre, Elisa. Gracias por la visita, ha sido muy reconfortante tu comentario. Besos mil, para ti.

cristal dijo...

Gracias por tu cobijo, Luís Antonio. Y no lo dudes, quien habla es mi yo poético, al otro le tengo bien domesticado. Otro abrazo.

BRILLI-BRILLI dijo...

Son las nueve de la mañana y me has transmitido una gran belleza infinita,la primera belleza de la mañana.
Besos

Fernando Sabido Sánchez dijo...

cristal

para poder escribir este magnífico
poema del adiós, hay que sentir el dolor, a mi también me lo dicen muchas veces que trasmito tristeza, pero ya que el dolor en ciertos momentos de la vida es inevitable, a los poetas nos queda la oportunidad de poder expresarlos en forma de poemas
y ahí quedan

enhorabuena por tus versos

un beso
fernando

cristal dijo...

No sabes lo que me alegra que me digas eso Brilli-Brilli, esta es la magia y lo realmente maravilloso de este foro, que yo puedo llegar a ti, y tú a mi de vuelta. Sin intermediarios. La comunicación perfecta. Un fuerte abrazo

DR. FREUD dijo...

Que bien describe el dolor que acompaña a la pérdida. Me gustado leerle.

cristal dijo...

Tu comentario me ha agradado especialmente porque te leo de vez en cuando, Fernando, y me parece muy interesante tu punto de vista ala hora de expresarte, conecta de un modo directo conmigo. Así que viniendo de un poeta como tú, significa mucho para mí. Como muy bien has dicho, la única forma de conjurar el dolor es sacarlo fuera y airearlo. Un beso fuerte, Fernando

cristal dijo...

Encantada con su visita, Dr. Freud y su comentario en mi blog. Sea usted bienvenido en esta casa.

Ave Mundi Luminar dijo...

Deshojando adioses.... que vacía deja el alma...pero quizá solo así podemos dejar paso a los nuevos momentos de plenitud que la vida nos reserva...

Una gozada leerte...aunque inevitablemente al hacerlo algo de esa tristeza deja impregnadas mis retinas...

Un bsín.

cristal dijo...

Gracias por tu visita y tus comentarios Ave, ya te echaba de menos. Me gusta tu punto de vista y el optimismo que respiras y sobre todo me encanta que te guste leerme. Pásate cuando quieras . Un beso.

Fermín Gámez dijo...

Voy deshojando adioses
que sólo el silencio acuna


Realmente los silencios saben de las despedidas más que nosotros mismos. Por eso el silencio es tan maternal que llega incluso a acunarlos.